REIKI
Método tradicional del Dr. Usui
 
 
Reiki es una palabra japonesa que significa, energía vital y universal. El practicante de Reiki, sitúa levemente  sus manos en zonas concretas del cuerpo humano. En unos instantes, circula la  energía del Reiki,  primero a través  del terapeuta y a continuación, se canaliza hacia el paciente. El Reiki equilibra el cuerpo humano de forma holística, llevando al paciente a un estado muy agradable de tranquilidad y armonía. El Reiki es un método pasivo de tratamiento, o sea Reiki no es un método de diagnostico, si no solamente de tratamiento. Reiki actúa en todos los seres vivos, personas, animales y plantas. El Reiki actúa holisticamente y es compatible con cualquier método terapéutico, sea natural o alopático.   
 
El hecho de que sea un método natural de rápida  asimilación y muy fácil de aprender,  hace que miles de personas en todo el mundo lo practiquen, haciendo que esté sea el método de terapia energética más extendido. Se podría de decir que el Reiki es el método más recomendado para que una persona empiece a introducirse en el mundo de la terapia natural energética. El Reiki esta considerado como un sistema de relajación y en la actualidad se compara con otros sistemas tradicionales orientales tan reconocidos como el Yoga o el Tai Chi.
 
El Reiki fue redescubierto a  finales del siglo XIX por un  Monje Budista Zen llamado Dr. Mikao Usui. A través de unos antiguos manuscritos tibetanos sánscritos, el Dr. Mikao Usui, averiguó que antiguos monjes utilizaban un método de imposición de manos, el cual transmitía energía a los cuerpos de los enfermos. Esta energía ayudaba a los enfermos a recuperar su salud. Estos manuscritos testificaban que este método era milenario y había sido utilizado por personalidades tan relevantes como Buda  o Jesucristo.
 
El Dr. Usui desarrolló este método y lo denominó con el nombre de Reiki. El Dr. Usui se convirtió en la primera institución del Reiki en Kyoto y posteriormente lo extendió en Japón y por todo el mundo. Él insistía que la gran virtud del Reiki no era solamente su efectividad, sino también su fácil forma de aprender. Inspirado en su origen Budista Zen procuraba que sus discípulos y todas las personas que aprendían Reiki vivieran el Reiki en sus vidas cotidianas de forma sencilla y así lo transmitieran a las personas. Para el Dr. Usui era tan importante la salud del terapeuta como del enfermo, procuraba que el terapeuta no sucumbiera en las confusiones de la vanidad o del ego.