ESSENIA - La comunidad de los Ángeles
 
 
 
 
El éxito alcanzado por el best seller “Los Ángeles de Atlantis” junto la reacción que tuvo de los lectores entusiasmados al leer este libro, motivó a Eckard a desarrollar diversos seminarios de comunicación y divulgación del mundo de los ángeles y de la enigmática comunidad de los Esenios.
 
Eckard ha desarrollado estas enseñanzas basadas en los datos extraídos de los ”Registros Akashikos”, su comunicación con Ángeles, los estudios de antiguos documentos, culturas, ritos y sus múltiples viajes por todo el mundo, desarrollando finalmente sistemas sencillos de aprender y de ayuda para nuestro desarrollo personal y espiritual. Creando así con estas enseñanzas una forma distinta de interpretar y comprender nuestra existencia y nuestra conexión entre lo divino y lo mundano, las valiosas enseñanzas Essenias.
 
 
Pensamientos Esenios ...
 
Un maestro esenio puede ver que el amor del Padre fluye por el Cosmos. Acepta su misión en la tierra y la lleva a cabo con entrega absoluta.
No es ajeno al mundo, sino que sabe mantener ambos pies en la tierra. Sabe qué es lo esencial en la vida porque es consciente de su esencia.
No está por encima de las cosas, sino que se mantiene en su justo centro, para así, poder experimentar y comprender la verdadera relación interior de todos los acontecimientos. Conoce las tres formas de la creación. Sabe que la fuerza creadora actúa a través de nuestros pensamientos, de nuestras palabras y de nuestros actos. Es consciente de que puede crear cosas buenas, e igualmente cosas malas y que éstas tan solo son buenas o malas a partir de nuestra propia valoración. Sabe que lo más importante en el universo es el equilibrio, la armonía entre el bien y el mal. Reconoce que la luz, no puede ser luz sin la sombra, y que todo tiene y necesita tener su polo opuesto.
Vive en unidad con todas las estructuras vivientes y con todos los seres vivos. El profundo respeto que siente hacia la llama divina que mora en el interior de los humanos y los animales le impide maltratar a las criaturas indefensas y causarles cualquier daño o dolor sin necesidad.
Considera a todos los seres vivos como un templo del Padre Celestial. La tierra y la naturaleza son para él como una Madre viviente, la madre asistente que le ampara y sana su cuerpo, su mente y su alma. Vive su vida siendo consciente de por qué y para qué permanece en la tierra.
Reconoce los principios fundamentales del aprendizaje y acepta la ley de la compensación entre todos los seres vivos. Sabe que todo lo negativo y enfermo sólo se origina a partir de la desarmonía. Ha aprendido a reconocer las distintas vibraciones de la materia y a armonizarlas. Sus pensamientos no están limitados a su vida actual. Es capaz de ver el progreso del mundo como un perpetuo presente, en el cual, el tiempo – pasado, presente y futuro – son uno solo y se mantienen en armonía divina Vive en constante unión con todo, de modo que nunca se siente solo ni aislado; y sabe diferenciar lo imperecedero de lo transitorio. Su alma serena reposa en el regazo del Padre y sabe que éste le guía a través de sus Ángeles. Para él, la muerte es el primer paso del camino de regreso al Padre, un nacimiento que le devuelve al Ser original. Con todo su ser, ofrece el amor del Padre, el cual siempre mora en su interior, y junto a ese amor emana paciencia, comprensión y bondad con la placidez de los iniciados...